La fuerza y la condición física son cada vez más determinantes en este deporte.

Una buena preparación física es siempre sinónimo de buen rendimiento y no se me ocurre otro deporte donde la potencia sea tan determinante y a su vez pasada por alto. ¿Quieres mejorar tu velocidad de swing, tu distancia, o trabajar para evitar las lesiones típicas de un golfista? Da el paso como lo han hecho muchos jugadores de golf antes y entiende que el rendimiento deportivo sin preparación física no existe. El golf está cambiando. Cambia con nosotros.